domingo, 13 de septiembre de 2020

El placaje

 El placaje I.

Estos días, las sesiones que estoy preparando, las estoy enfocando hacía el placaje, tengo muchos jugadores que han empezado esta temporada a jugar al rugby, aun siendo mayores de 18 años, es una situación normal en muchos clubs, pero el como preparar estas sesiones, creo que es importante. En muchas ocasiones, se enseña la técnica y directamente se organizan ejercicios par practicar el tackle. A mi modo de ver, esta bien, pero las primeras sesiones las dirijo a quitar el miedo al contacto, en familiarizarse con el agarre, con la caída al suelo, con la toma de decisión (psicológicamente estar preparado en hacer el placaje o no). Creo que la técnica es vital, pero el estar preparado mentalmente es lo que realmente determina hacer o no un tackle.  No me basta, el pensar el quiero hacer el placaje o no, me sirve el “lo hago sí o sí”.

En los ejercicios, trato de dividir todas las partes del placaje e ir practicándolas paulatinamente y finalmente unirlas todas e intentar el tackle en su totalidad, es cierto, se necesitan mas sesiones, pero a la larga el beneficio es mucho mayor. Un ejercicio clásico es colocar un jugador de rodillas y practicar el placaje, yo antes de ello, coloco los dos jugadores de rodillas uno en frente de otro, que se vayan agarrando, a la vez que intentan tirar al compañero, tienen que evitar ser derribados. Lo mismo puede hacerse de píe (en próximas publicaciones iré añadiendo ejemplos de ejercicios), en el caso de los niños, he llegado a utilizar colchonetas, para poco a poco quitar el miedo a lo que supone el contacto y el placaje, como si practican el Sumo. Además hay que considerar que a cierta edades el contacto en sí, supone un “Everest” a escalar. No queda otro remedio que adaptarse a lo que supone cada edad, e ir escogiendo los ejercicios adecuados. Desde luego, con los niños el proceso es más largo, pero como he dicho antes, mucho más efectivo.

Una vez que han ido practicando las diferentes partes del placaje, voy preparando ejercicios con un nivel bajo de intensidad, poco a poco voy elevando el contacto, luego pasamos a un ejercicio con un 1 contra 1 en un espacio reducido donde favorezco el placaje con intensidad y finalmente con un mini partido, 3 en ataque contra 2 defensores, e incluso en un partido en una area de 20 x 20 con poco espacio para las carreras, casi con un “pick and go” continuo. A partir de estas sesiones, el placaje lo voy introduciendo en las sesiones de manera constante, no en todas las sesiones, dependiendo de la competición, sí que voy haciendo sesiones de recordatorio de la técnica del tackle.

Ya dije que el proceso es más lento, pero lo que sí puedo decir, por mi experiencia, que la asimilación de la técnica es mayor, y a la larga los jugadores son mejores en este aspecto tan importante del rugby. Además, mi forma de entender este juego, pasa por construir una buena defensa, y un buen tackle es prioritario.

domingo, 30 de agosto de 2020

El reglamento II

 El reglamento II.

En otra de las publicaciones, ya recalque la importancia de enseñar el reglamento a los jugadores en las sesiones de entrenamiento, ahora quería poner cómo ejemplo un ejercicio para enseñar una de estas reglas -Que hacer inmediatamente después del placaje-.

Definición: Regla del placaje I

Comportamientos esperados

Placador:

  • Liberar el placado.
  • Levantarse.
  • Disputar el ruck (puerta) o alejarse.

Placado:

  • Liberar el balón.
  • Protegerse.
  • Levantarse.

Otros jugadores involucrados:

  • Disputar el balón por las puertas.

Organización

Grupos: Pareja de jugadores.

Espacio: 2 x 5.

Tiempo: 5´.

Material: 6 conos y 1 balón, por pareja.

Objetivo: ¿Qué hacer inmediatamente después de un placaje?

Consignas, reglas: A partir de una situación de tackle realizada por los jugadores, pregúnteles:

  • Las obligaciones del placado.
  • Las obligaciones del placador
  • Las obligaciones de otros jugadores.
  • Las puertas.

Criterios de éxito: El conocimiento de la regla es correcta.

Diagramas: 


Este ejercicio, es un ejemplo de lo que se puede hacer para, paulatinamente, ir mostrando el reglamento. Ejercicios, de unos 5 ó 10 minutos de duración, que se pueden introducir en cada una de las sesiones. Se trata de plantear situaciones que se producen en los partidos, y con estos ejemplos ir enseñando las disposiciones del reglamento. 

Hoy en día, uno se puede descargar el reglamento en cualquier teléfono inteligente en forma de aplicación desde la World Rugby (W.R), o desde la misma pagina de la W.R. también se puede descargar en formato PDF, además desde esta pagina, se puede acceder a la plataforma de formación, donde aprender el reglamento. También, las paginas de cada una de las federaciones nacionales, tienen plataformas de formación, que la mayoría son muy didácticas. No debemos reducir el rugby a 2 sesiones de entrenamiento a la semana, con ejercicios rutinarios y aburridos, debemos invitar a nuestros jugadores que el rugby se vive a cada momento del día.

domingo, 16 de agosto de 2020

Entender el juego

 Entender el juego.

Con esto me refiero a que en la mayoría de las ocasiones, como entrenador, preparamos las sesiones para enseñar o practicar las diferentes técnicas del rugby, esto es básico, pero centramos las sesiones en lo que ocurre alrededor del balón. Trabajamos muy poco en todo lo que ocurre en el espacio que es el terreno de juego. A mí, esto me parece fundamental y también básico, el jugador debe entender lo que ocurre en el encuentro y comprender el juego, visualizar todo lo que ocurre más allá de dónde esta el balón. Me explico, yo preparo muchos de los ejercicios de las sesiones, con cierta continuidad, para que el jugador comprenda las consecuencias de sus acciones, que es lo que pasa más allá de los 3 ó 4 metros alrededor de un ruck, que ocurre si estoy en la línea como centro y si entendiendo el juego, lo que acarrean mis acciones y mi posición, como puedo anticiparme al movimiento del balón. Pondré otro ejemplo muy fácil, la premisa que se le dice a un ala “cuando te pasen el balón, lo agarras y corre”, pero nadie le explica porque, y lo que debe hacer sino puede correr, quizás, se le dice si te placan, formas un ruck, pero nadie le explica el porqué. 

Cuando un jugador entiende el juego, su evolución es mucho mayor y también es más fácil. Todo lo que sucede como consecuencia de una acción es my variado, el rugby es un deporte donde intervienen muchos factores, 30 jugadores, el árbitro, los jueces de línea, el balón, el terreno, etc. Poder anticiparse a lo que pueda ocurrir, es casi imposible, pero si un jugador entiende el juego, es mucho más facil, poder saber cuales son las acciones que pueden ocurrir o no, poder prever las que pueden pasar, y ello incide de manera muy notable en uno de los aspectos más importantes del juego, la toma de decisiones. Me atrevo a decir, que el número de posibilidades que pueden ocurrir en una acción, debido a todos los factores antes mencionados es muy grande, tener la capacidad de anticiparse, te da muchas más posibilidades de conseguir éxito, y todo ello, se relaciona con las sesiones que preparamos y los ejercicios que practicamos es estas sesiones. Entrenar el entender el juego, es decir, el espacio, sí o sí es prioritario, pero además desde niño. Recordando una de mis anteriores publicaciones, uno de los trabajos del coordinador de la escuela de rugby del club, es “machacar” a los entrenadores a que en sus sesiones introduzcan ejercicios donde los jugadores desde muy temprana edad comiencen a entender el juego. No menos cierto es, que la mayoría de los niños, al comenzar a practicar este juego, no le es posible entender el juego, pero si creo que desde el principio, se deben introducir ejercicios donde comiencen a ver lo que se genera en todo el espacio, evidentemente se debe introducir paulatinamente y adecuándolo a cada edad.

Así pues, practiquemos con el espacio, enseñemos a que los jugadores entiendan el juego, que comprendan lo que ocurre cuando ellos toman una decisión y cuál es la mejor manera de determinar cuál es la mejor decisión para el juego. 

domingo, 2 de agosto de 2020

Formación en 3 grupos

Formación en 3 grupos.
Es una formación que se puede utilizar en ciertos momentos del partido, cuando estamos en ataque. Se trata de dividir los jugadores en 3 grupos, con 4 ó 5 jugadores en cada grupo, donde el 9 es a la vez, miembro de cada grupo. Hare una descripción con un ejemplo; un primer grupo con 4 jugadores y el medio melé, situados más o menos en el centro del campo, con los otros 2 grupos uno a la derecha y otro a la izquierda, a unos 6 ó 7 metros de distancia en profundidad, cada grupo esta formado por delanteros y 3/4. Empezando el primer grupo desde un ruck, el medio melé abre al grupo de la izquierda, este con estos 5 jugadores avanza formando 1 o 2 rucks, se pueden colocar 1 ó 2 jugadores 3/4 del grupo en profundidad, en el lado cerrado, realmente cómo señuelos para dispersar la defensa. El medio melé, se desplaza del primer grupo al 2º, abre el balón, otra vez al primer grupo, este hace lo mismo, avanza, con 1 o 2 rucks, el medio melé, que se ha desplazado hasta estos rucks, abre al grupo de la derecha, así sucesivamente a modo de relevos de cada grupo, cierto es que no se ganan muchos metros, pero la finalidad es dispersar la defensa, y a la 4ª o 5ª fase, estando el balón en el grupo de la derecha o la izquierda, los jugadores de los otros grupos, forman un línea en profundidad, a modo de 3/4, con un gran número de jugadores y con una defensa disgregada. Recordar, que la mejor opción en esta gran línea de profundidad, es que cada jugador 3/4 tenga con él, un delantero a modo de soporte, para garantizar la continuidad del balón, ya que es lo más importante, no dar tiempo a la defensa a reagruparse.
La pieza clave es el 9, que en todo momento debe visualizar la posición de la defensa, igual es necesario que un grupo haga 3 o 4 rucks, y ello lo determinara el medio melé, visualizando la situación de la defensa. El 9, debe moverse a lo ancho del campo, todo el rato buscando y tomando la decisión de la mejor opción, seguir avanzando con rucks con el mismo grupo, abrir a otro grupo, pedir que haya más distancia entre los grupos o señalar que los grupos se abran y formen la línea de 3/4 para abrir el balón definitivamente, como siempre debe haber una muy buena comunicación, que sin duda es una de las facetas más importantes del juego.


Simplemente es una formación de juego, que se puede utilizar en algunas fases del partido. Creo que es importante ir introduciendo diferentes opciones de juego, no tener un juego igual para todo el partido,  muchas veces se ven equipos con un juego muy plano, casi se podría decir que aburrido, evidentemente, el devenir del partido va marcando lo que cada equipo debe aplicar, pero esta es una de las posibles opciones. Es una formación donde, en un principio no se ganan muchos metros, los rucks son muy cercanos, pero sí que facilitan que luego se puedan avanzar más metros.  
El proceso de enseñanza en los entrenamientos, tampoco es muy complicado, básicamente se utiliza el ruck, que en todo memento es practicado en los entrenamientos, y quizá donde haya que incidir es en la comunicación, lectura del juego y sobretodo en jugar con el espacio. Estos últimos aspectos, quizás no suelen ser los más practicados, que en mi opinión, es un error. Uno no debe centrarse solo en lo que ocurre alrededor del balón, sino debe observar todo lo que ocurre en el area de juego. 

viernes, 24 de julio de 2020

El reglamento

El reglamento.
Quisiera hablar acerca del reglamento, ya que creo que para la buena practica del juego, es verdaderamente importante tener conocimiento del mismo. Para comenzar, creo que es prioritario que los entrenadores, incidan en que los jugadores se sepan el reglamento, para con ello saber lo que se puede y no se puede hacer, donde podemos sacar partido o no, sinceramente creo que es una de las grandes asignaturas, el enseñar el reglamento, y creo que a medida que se va practicando una acción o faceta del juego, debemos ir enseñando este reglamento. Cada vez me encuentro mas situaciones donde se ve claramente que el jugador, desconoce totalmente el reglamento. A mí personalmente, me ha costado mucho aprenderme el reglamento, puedo decir que lo conozco, pero al día de hoy aún tengo muchas dudas, que voy consultando a la mas minima oportunidad que tengo. Siempre he considerado que la posición de árbitro es la más difícil, y nunca me he visto con la capacidad de ejercerla, cuando no me ha quedado más remedio que hacerlo en algún partido de flag-rugby, literalmente puedo decir que lo he pasado muy mal. También entiendo que el reglamento es complicado, es muy extenso, y en ciertos momentos difícil de comprender, pero en mi opinión es una de las virtudes que tiene este maravilloso juego, siempre he oido decir que el Rugby tiene uno de los reglamentos más disposiciones.
Es fundamental la buena formación de los entrenadores en el reglamento, y me costa que en los cursos de entrenador de todas las federaciones (y tengo experiencia en varias tanto nacionales como internacinales), el reglamento es prioritario, y así debe ser. Relacionando con otra publicación que hice hace unas semanas, referente al coordinador del rugby base, esa también es una de sus ocupaciones, procurar que los entrenadores de todas las categorías este perfectamente formados en el reglamento. No vale coger al jugador veterano de turno, para colocarlo como entrenador, solo por cubrir un hueco y nada más, este debe estar formado, al día, y debe reciclarse con asiduidad, si este jugador ha tenido un entrenador donde no le ha enseñado el reglamento, este hará lo mismo con los niños, y así sucesivamente, nunca se aprende el reglamento, en definitiva el juego.


Como he comentado antes, el entrenador a medida que va practicando alguna acción en el entrenamiento, debe enseñar cuál es el reglamento, no de golpe, pero si utilizar el reglamento para, paso a paso ir enseñando correctamente la acción. Por ejemplo, si estamos practicando el saque de banda, aprovechemos para evolucionar el ejercicio, utilizando la normativa del reglamento, obviamente siempre que se pueda, pero es fundamental que los jugadores aprendan el reglamento, y además ir recordándoselo a menudo. 
Otra de las situaciones donde quizá, haya peligro, es en el nuevo jugador, el cual con mucha ilusión quiere jugar un partido a los 2 días de empezar, y tanto el entrenador como sus compañeros, por tener un nuevo miembro del equipo acceden a ello, sin valorar su escaso conocimiento del juego y todo lo que pueda acarrear tanto a este novel jugador como a sus compañeros de juego, y me refiero como compañeros a los de su equipo y los del otro. Las lesiones, las situaciones en que comete un golpe de castigo, etc, en muchas casos acarrean problemas. Muchas veces hay que tener más visión y convencer a este nuevo jugador que es mejor que vaya viendo partidos en vivo, por la tele, que asista a todos los entrenamientos y que paulatinamente vaya jugando en partidos, en los minutos finales e intranscendentes. Sé que es fácil decirlo y hacerlo, pero finalmente lo más importante es el bien de este nuevo jugador y de todos los demás, que en definitiva es lo más importante del juego, la seguridad de los que lo practican, y todo ello derivará en mejorar este fantástico juego, el Rugby. 

sábado, 11 de julio de 2020

El coordinador de la escuela de rugby

El coordinador de la escuela de rugby.
En las últimas publicaciones he escrito sobre el Flag-Rugby, y he introducido la posición del coordinador, que en mi opinion, hoy en día, es fundamental para el desarrollo y para dar futuro al club, y sobre todo para el Rugby.
El coordinador debe hacer que la escuela del rugby en cada club funcione, con;
  • Organizar y planificar las temporadas.
  • Entrenadores indicados para cada categoría. Atender a sus necesidades.
  • Formar continuamente a estos instructores.
  • Todos los equipos deben entrenar con normalidad, y con el material adecuado.
  • Que haya una línea de trabajo en la escuela y que todos los instructores la sigan.
  • Que haya un proyecto de captación de nuevos jugadores (quizá un proyecto de promoción escolar)
  • Tener y qué se cumplan los objetivos generales e individuales.
  • Seguimiento de entrenadores y jugadores.
  • Colaboración con los equipos masculino y femenino.
  • Relacionarse con los padres.
  • Unión entre la escuela y la junta directiva.
  • Estar conectado con la federación, estar informado de los cursos formativos y todas las novedades.
  • Tener muy buena habilidad comunicativa.
  • Qué se cumplan todas las normas de comportamiento.


Es evidente que el coordinador debe estar formado adecuadamente, quizá con experiencia como entrenador, pero que se debe centrar en las funciones antes mencionadas.
La verdad, mucha responsabilidad, un enorme trabajo, y que en muchos clubs no tan solo no se valora, sino que en estos mismos clubs están carentes de esta posición. 
Hoy en día es fundamental para desarrollar el rugby base de cada club, cualquier club que tiene una persona en esa posición, en mi opinión, denota verdadero interés por desarrollar el rugby, y no me refiero a lo que también hacen muchos clubes, que es colocar a un jugador o entrenador veterano, en dicha posición de manera testimonial. Tiene que ser un puesto con poder de decisión y que el coordinador, asuma que diariamente tiene que tomar decisiones, y que en muchos casos no son muy agradables de tomar, que en ocasiones pueden afectar a las relaciones personales o con entrenadores que son un referente en el club, pero que lo que tiene que prevalecer en el futuro de la escuela de rugby del club. 
Tener un coordinador garantiza que el club tiene futuro, que con continuidad habrá jugadores y entrenadores en todas las categorías, con lo cual, a los equipos masculinos y femeninos, la llegada de jugadores procedentes del rugby base es continua, y a su vez el número de jugadores aumenta y el nivel de los que practican el rugby es mayor. En definitiva, los clubes mejoran y el rugby crece.